0

Bancos reabren el viernes solo para atender a jubilados y beneficiarios de planes sociales.

La decisión fue adoptada luego de una reunión entre los presidentes del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y del Banco Nación, Miguel Pesce y Eduardo Hecker, respectivamente, y el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo.

Los bancos reanudarán su atención al público este viernes solo para jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales que no posean tarjeta de débito, por lo cual las entidades financieras solicitaron al resto de la gente que no se acerque a las sucursales, salvo para operar con los cajeros automáticos.

El Banco Central habilitó la reapertura de los bancos a partir del viernes para la atención a clientes que sean beneficiarios de haberes previsionales y pensiones, y beneficiarios de prestaciones, planes o programas de ayuda abonados por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) u otro ente administrador de pagos.

Te puede interesar: Los bancos no colaboran con la emergencia social y económica

Lo hizo a través de la Comunicación A 6949, en la que precisó que la atención tendrá lugar todos los días hábiles bancarios durante la jornada habitual de atención al público, según la jurisdicción de que se trate, debiendo sujetarse a un estricto cumplimiento de las normas sanitarias para preservar la salud de los clientes y trabajadores bancarios.

Para tal fin, los bancos abrirán un «registro de voluntarios» entre sus empleados para cubrir estas actividades hasta el jueves a la mañana y, en caso de no cubrir la dotación necesaria, «convocarán a los recursos mínimos indispensables para tal fin», sin incluir a personas de riesgo y personal con hijos a su cuidado por la suspensión del dictado de clase.

Durante los días de apertura las sucursales bancarias admitirán a personas «con las distancias de seguridad previstas en la resolución sanitaria» de modo que «el resto deberá realizar la fila fuera de la entidad bancaria».

«Una vez finalizado el horario de atención al público se orientará las filas hacia los cajeros automáticos, previo una interrupción para cargarlos», informó en el comunicado que lleva la firma de Palazzo y que convoca a los trabajadores bancarios a asistir a las «más de 13 millones de personas» que tienen «la necesidad de contar con efectivo para realizar sus compras, necesarias para subsistir».

¿CÓMO SERÁ EL SERVICIO?

Se va a respetar la distancia social obligatoria dentro de las entidades bancarias. Las personas “entraran por tandas de a 5 o 6, no más”, indicaron desde la Bancaria Rosario.

El horario será el habitual de cada sucursal. En algunos casos de 9 a 14 horas, en otros de 10 a 15 horas y en sucursales de localidades de la región de 7.15 a 12.15.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *